Durante décadas, el país de Japón ha sido atormentado por criaturas de diferentes orígenes, entre ellos los enemigos de todos los héroes del anime, así como los Transformers y Godzilla –que aunque hayan destruído ya unas cuarenta y dos veces las ciudades de Japón, éstas siguen resurgiendo sin ningún problema.

La respuesta podría ser el principio de arquitectura elástica que nos presenta Etienne Menau.

Esta estructura presenta la habilidad de ser elástica y regresar a su forma original tras severas deformaciones, tales como las que causarían los fenómenos antes mencionados.

Aquí Menau presenta videos interesantes del comportamiento de estas estructuras.

Es una elasticidad impresionante, que bien adaptada puede ofrecer estabilidad también. Me interesa en particular la ambivalencia de los objetos; aparentemente estables, pero con una maleabilidad impresionante. Japón, aparte de caracterizarse por su acervo mito-nipón, también es famoso por su inestabilidad sísmica que podría pensarse en términos elásticos. Si es capaz de absorber la energía y resonar a una menor frecuencia, el edificio, paradójicamente, presentaría mayor estabilidad sísmica.

De cualquier forma, las estructuras son simples modelos por el momento, sólo el tiempo y la creatividad nos develarán las aplicaciones que yacen escondidas en el más remoto id de los arquitectos e ingenieros.

Anuncios