La propuesta arquitectónica de Yoko Ono, una no habitable por el hombre: una torre de luz.

Es interesante pensar en el espacio gobernado por pura luz. Si bien, la iluminación es parte esencial de los trabajos de algunos arquitectos, en particular de Luis Barragán, pensarla como espacio mismo es paradójico y a la vez no. Para entender esto, tenemos que entender a la luz, como una entidad ambivalente, tanto material como energética y a la vez ninguna y todo. La luz es una de las manifestaciones naturales más fascinantes, y como diría alguien, es el fenómeno más elegante de todos.

El propósito de la torre es recordar la lucha de John Lennon por la paz, por el amor del mundo. De cierta forma, la torre de luz es bella y probablemente uniría a varias familias en sus patios observando el gran espectáculo. Se prenderá cada año del 9 de octubre a el 8 de diciembre (nacimiento a muerte de John Lennon). Y muy posiblemente, más de un trabajador se detendrá a observarla. Probablemente alguien decida caminar para verla en vez de viajar en carro. Si bien, la Lennon Wall en Praga une a varias familias cada año, es posible que la torre en Islandia haga algo similar.

Yoko Ono dice que es lo mejor que ella y Lennon han hecho. Estoy en desacuerdo, Lennon brillaba mucho más cuando hablaba de un día en la vida.

Anuncios