Me parecen siglos desde que vi en obra negra el famoso Museo del Trompo de Tijuana, y hoy en día, sigue en construcción. Claro, supuse que debía ser el presupuesto el problema, y así debe ser. El periódico El Frontera reporta la celebración de un baile en pro de la construcción del museo. Éste, acompañado de la Galería Internacional del CECUT son grandes proyectos que pretenden darle una nueva imagen a Tijuana.

Vas en el carro y prendes alguna de las estaciones de noticias estadounidenses y se burlan a gusto de los esfuerzos de la Secretaría de Turismo por promover Oaxaca, Michoacan, Guanajuato, entre otros lugares de México, mientras que las noticias de la ola de violencia, particularmente en Cd. Juárez y Tijuana, sobrepasan por mucho los esfuerzos de limpiar la imagen.

Tijuana como la puerta de México, es una representación, aunque muchas veces injusta, de todo el país. El futuro de la ciudad está en los proyectos que promuevan la cultura, y de esos hay bastantes en Tijuana, muchas veces ignorados. Pero se pretende ganar presencia nacional e internacional con estos dos proyectos y poder competir con Monterrey como ciudad importante de México.

Tentativamente, el proyecto se espera listo para otoño.

Aquí algunas imágenes del Trompo cortesía de la página oficial del proyecto.