Como la mayoría de los tijuanenses se habrán dado cuenta, Plaza Río está prácticamente en ruinas en estos momentos, gozando de una exhaustiva remodelación.

El anuncio dice que será más moderna (ojo: no más modernista), más dinámica, más segura, etc. Los renders que presentan me recuerdan más a algo que en una remota realidad diseñaría Louis Sullivan. Y por ahí hay rumores de domos en las entradas (que ahora no tienen techo).

Con los anuncios y la relevancia de la plaza para la ciudad me esperaba algo más audaz arquitectónicamente. Pero esperaré a verla terminada para poder realizar un juicio.