Hace tiempo comentaba acerca del proyecto de Hadid en Oxford:

“la obra de Zaha Hadid parece tener el deseo de dominar y desplazar las obras que la rodean. La forma en que envuelve al otro edificio, parece querer poseerlo…”

Y Oxford está de acuerdo con la observación, la propuesta ha sido calificada “awkward… in constant competition with its neighbours”, e invitan a la arquitecto a reconsiderar su propuesta.

He aquí la imagen de lo que no será.

Anuncios