Ayer tuve la oportunidad de ver la última película de Pixar, Wall-E. Y empecé a recordar lo que ha sido el año 2008 en términos de cine, tratando de encontrar algo que haya superado mi experiencia con Wall-E este año. Y por más que busqué no encontré. Pero entre mis recuerdos hay cinco películas que me han gustado mucho este año y que son “lo mejor”, eso es, hasta hoy en día (b.B, que significa, before Batman).

5. 21

Es una película muy entretenida. No hay mucho que decir de ella, no hay un gran mensaje ni una producción épica. Es simplemente una película que combina elementos exitosamente, Y es divertida, chistosa e inteligente.

4. Get Smart

Ésta es una que me sorpendió y me hizo reir mucho más de lo que pensé que lo haría. Aparte tiene unas escenas grandiosas frente al coloso de Frank Gehry en Los Angeles, tal y como…

3. Iron Man

… que también incluye su dosis de Gehry en algunas escenas. Iron Man fue otra que me sorprendió, siendo completamente nuevo al mundo de este personaje, nunca esperé que Downey Jr. brillará tanto como Tony Stark en esta película.

2. Indiana Jones and the Kingdom of the Crystal Skull

Siendo gran fan de Raiders y las subsecuentes entregas, Indy 4 no me decepcionó en absoluto y terminó con un gran bang! que demuestra que nada es imposible y nada está lo suficientemente out there en el mundo de Indiana Jones.

1. Wall-E

Mi preferida del año y la única película seria de esta lista. Cuando una película quiere ser seria, es decir, tratar con temas más profundos cae en el peligro de ser un fracaso, como The Happening que aunque no la consideró mala película, tampoco fue un gran éxito. La decisión de la seriedad del tema puede llevar a películas grandiosas como No Country for Old Men o como Wall-E. Sólo basta ver el trabajo de la cámara y la atmósfera que tiene la película en los primeros treinta o cuarenta minutos para darse cuenta que está película debe tomarse en serio. Si se pudiera, yo le daría el premio de la Academia por mejor fotografía enseguida.

La segunda parte de la película es más irónica. El radical cambió de la paleta crómatica nos hace creer que estamos en un mundo perfecto, pero enseguida notamos la muerte, decadencia y pérdida del mundo dentro de Axiom. Nos enfrentamos ante la aparente felicidad, dada por la animación y la decadencia y tristeza dada por lo que está pasando. Es un claro ejemplo de la calidad de Wall-E, la relación entre forma y contenido. Se convierte en una mezcla de Brazil de Terry Gilliam y 2001 de Kubrick.

Pero claro, esto poco le importa a la mayoría de la audiencia que estará viendo Wall-E la cual es alcanzada con el increíble poder emocional de la historia. Tan efectiva como Spielberg en E.T. Sin duda, Pixar ha hecho otra obra maestra y simplemente no puedo esperar para ver qué más puedan hacer estos genios.

Anuncios