El arpa de Jersualén

Hace poco se inauguró el puente de Calatrava en Jerusalén. Fue recibidó entre apreciaciones muy diversas, entre los que piensan que es una amenaza a la cultura judía y los que lo ven como un buen camino hacia la modernización. Otros le encuentran un parecido al instrumento del rey David. Cualquiera que sea el simbolismo icónico del puente, Calatrava sólo afirma que “está sostenido desde arriba expresando el carácter de Jerusalén que vive de los designios de arriba”.

Están los que salen de sus casas esperando ver el puente derrumbado, ¿cómo es que se sostiene con cables?, es muestra del deterioro humano, etcétera.

Mientras tanto, el puente planea solucionar varios problemas de tráfico y comunicación entre el pueblo judío.

Se me ocurre que en algunos miles de años, el puente pase a formar parte de las historias bíblicas. Estando sobre ciudad de tal significancia, el arpa de Jerusalén, instrumento magnífico que con el pasar del viento tocaba las notas que el rey David había entonado antes de ser rey. ¡¿Quién dijo que la música no une a la gente?! Sin duda, era una muestra más que el Mesías estaba por venir…

Anuncios