agosto 2008


Cuando vi este proyecto, lo primero que pensé fue en Zaha Hadid. Hay cierto abstractismo que me recuerda mucho a Hadid, inclusive el nombre del proyecto es asemic… proviene del término psiquiatrico asemia y se refiere a la inhabilidad de comprender símbolos. Apropiado para un centro de rehabilitación tal vez, y también apropiado para connotar la forma abstracta, derivada de la caligrafía aunada a un lenguaje natural, denotado por la topografía del terreno. 

Estas formas, curvas, tan naturales, que Oscar Niemeyer ha producido toda su vida, influenciado en la mujer son lo que vincula al trabajo de Schneider con Hadid. No es coincidencia que tal belleza orgánica sea alcanzado por la arquitecta. Podemos hablar de igualdad de géneros, pero nunca podremos hablar de igualdad de pensamiento en ambos géneros. Los hombres y las mujeres piensan distinto. La arquitectura es una disciplina que ha estado en manos de hombres por siglos y siglos. Las bases han sido establecidas por hombres, las reglas, los principios, todo ha sido. No es de sorprenderse que haya tantas mujeres que ejercen el oficio que aprendan a pensar como hombres. Rara vez podemos ver a la mente femenina dejarse llevar por la intuición. La arquitecura es arte, y el arte es intuitivo!

No estoy siendo sexista, el hombre también es intuitivo: Gehry, Libeskind, Alsop…Pero hay cierto miedo del lado femenino a mostrarse realmente femenino.

Por otra parte, dejando de lado a la arquitecta y enfocándose en la arquitectura, es un gran concepto el de este proyecto. Habla de la dualidad de la medicina: la tecnología y la naturaleza. Este edificio no es icónico, en el estricto orden moderno: no es figurativo. La relación edificio/entorno es simbiotica, la obra adorna su contexto y genera nueva topografía. El concepto de interior/exterior es desafiado y produce espacios verdaderamente enigmáticos.

Fuente: Dezeen

Anuncios

Una entrada dedicada a la más grande banda desconocida británica. The Kinks fueron contemporáneos de The Beatles y de The Rolling Stones, por tal motivo se perdieron entre las sombras de estos dos grandes. Más tarde, estarían compitiendo con Led Zeppelin y Pink Floyd. Aún así, fueron pioneros e inventores de muchos estilos. Su más grande exito fue You Really Got Me, probablemente la canción más comercial que tuvieron. El resto de su repertorio es único y diferente.

La mayoría de sus canciones son absurdas o con crítica social muy marcada, aquí les dejo una de sus piezas más únicas a mi parecer, Holiday Romance.

La Villa Peet es el primer proyecto construído de Studio Klink y está inspirado en la tipología de una madriguera, en el concepto de sorpresa. Si bien, no parece en absoluto una madriguera por el minimalismo blanco que enmascara a esta casa. Pero los espacios que vinculan son estrechos, hay intimidad en algunos, mientras que otros tienen dobles alturas dándole un poco más de libertad. Las vistas e iluminación ha sido manejada inteligentemente y la casa resulta ser una muy agradable sorpresa; simple en realidad y donde pudo haber utilizado un espacio más lo deja abierto para ultimadamente conectar planta y sección y definir así el parti.


ANTS significa Autonomous Nano Technology Swarm. Consiste en un proyecto de la NASA que pretende la exploración en el espacio, de una forma, llamémosla más holística. Estamos hablando de máquinas, pero mecanismos esqueléticos-musculares que reaccionarán a los estimulos de su ambiente. Metamórficos. Es decir, estructuras que se transforman. Casas transformers.

Es, podríamos decir, el siguiente nivel de vida artificial. Arquitectura orgánica auténticamente. Que nace de su entorno sin intervención humana. Pensemos en estos edificios transformándose, comunicando su esencia a la tierra hasta que alcanzan una forma definitiva. Son estables, tenemos el conocimiento suficiente de aquella superficie lunar como para ir a habitarla. Sólo que ya está habitada, por arquitectura. Cuando llegan los humanos y empiezan a modificar su mundo, los edificios se modifican también. Y por fin nuestra arquitectura refleja el dinamismo de nuestra sociedad. Posiblemente llegará un momento en que salgan de nuestro control y las construcciones convivan con nosotros… hasta que llegue un meteorito (deus ex machina) y redux all over again.

Ordos 100 es un proyecto en Ordos, Mongolia que consiste en desarrollar 100 villas. El proyecto es liderado por Herzog y de Meuron, los arquitectos del tan famoso nido de Beijing. Ambos arquitectos han seleccionado a 100 colegas de todo el mundo, dentro de los que figura una gran cantidad de latinoamericanos. He aquí una serie de imágenes de los proyectos.

Noticias Arquitectura le ha estado dando seguimiento a las distintas fases del proyecto.

EDIT: El blog no permitió poner imágenes directamente, buscaré otra forma. En el link anterior pueden encontrar algunos de los proyectos para los interesados.