noviembre 2008


El pasado sábado, veintidós de noviembre asistí al concierto de la banda tributo de The Beatles, The Fab Four. Es la tercera vez que voy, como siempre estuvo muy divertida. Sólo fueron dos horas, una desgracia considerando el amplísimo repertorio de la banda. Siempre me he quedado con ganas de que toquen las menos conocidas como Hey Bulldog. Sin embargo, con clásicos como Hey Jude, Love Me Do, Get Back entre muchos otros, la audiencia queda siempre satisfecha. La siguiente presentación, me parece, será en el Grand Hotel el 13 de Febrero para festejar a los enamorados.

dscn5423

Antes de la presentación del acto principal estuvo el grupo America Nova, una banda tijuanense que toca excelentemente el rock clásico, de los sesentas y setentas. El vocalista, con una gran voz alcanza los tonos de Credence, Bob Dylan y muchos otros. La música es idéntica a las originales, pareciese que The Who estaba en el escenario. Sin mencionar la grandiosa música que produjeron a la hora de tocar Nights in White Satin.

dscn5417

Anuncios

Jørn Utzon, arquitecto de la famosa Ópera de Sydney ha fallecido hoy de un ataque al corazon, a los 90 años de edad. El arquitecto, de joven, trabajó con Alvar Aalto y Frank Lloyd Wright. Ganó la competencia para el diseño de la Ópera en 1957, aun cuando su proyecto no cumplía con los criterios establecidos y era desaprobado por Mies Van de Rohe.

sydney

Me permito recomendar unos de los manifiestos más relevantes para la arquitectura del mundo actual: Delirious New York de Rem Koolhaas. Publicado en 1978, sigue siendo un estudio muy relevante del arte, los artistas y los transeúntes de esta absurda realidad.

En los 30 años que han transcurrido desde la publicación de este libro, Rem Koolhaas se ha convertido en la cabeza del mundo de la arquitectura. Si bien, Koolhaas es producto del efecto Bilbao, éste ha sobrepasado la importancia de Gehry, por su innovadora concepción del urbanismo. Hablar de su retórica es cuestión de mesa redonda, por lo que recomiendo que lean los inicios de los ideales de Koolhaas, a quién he criticado en entradas anteriores por, lo que en mi opinión, ha representado desviaciones a su grandioso manifiesto.

He aquí algunas imágenes de Koolhaas (OMA) experimentando en la caja de arena del mundo árabe.

oma1

oma2

oma3

Siguiendo la temática de ciudades piramideles y aunque ya sea noticia algo vieja, he aquí imágenes de la Shimizu Mega-City Pyramid, un gigantesco proyecto urbano en la bahía de Tokio, récord en dimensiones (55 veces la Gran Pirámide de Gizeh), capacidad de usuarios (750,000 habitantes en su área residencial) y personal de construcción (principalmente robots).

La estructura compuesta por una gigantesca armadura o exoesqueleto a base de “pequeñas” pirámides será el primer paso de la construcción. Sus enormes nodos, y los nanotubos de carbono (con dureza de diamante), serán el sistema y material que le permitirá a la pirámide soportar las tremendas cargas generadas por vientos, sismos y tsunamis.

Hace poco comentaba con un compañero lo que seía realmente vivir en una ciudad así. Tanto la pirámide de Tokio como el ziggurat de Dubai proponen poblar una gran cantidad de usuarios dentro de un espacio físicamente delimitado. En adición a los edificios de vivienda contenidos, todo un sistema de tránsito y centros comerciales evidencian que tan independiente se busca que sea la ciudad. También vale recalcar las diferentes necesidades, de nuevo comparando ambos proyectos: la reciente y creciente arquitectura experimental de Dubai en contraste con la saturada y ya bien asentada, pero vanguardista capital del Japón. Dos cuestiones que se me vienen a la mente son sobre el abastecimiento de agua y las consideraciones ecológicas para no dañar el delicado entorno.

Por lo demás, el pensar en la ingeniría del futuro siempre es interesante, y en ocasiones nos remonta a ideas y gustos del pasado. Mucho no falta para vivir a la MegaMan X.