He tenido la oportunidad de ver la última de Lars Von Trier, Anticristo. Anteriormente, sólo he visto Dogville y Manderlay del mismo director. Y ambas me impactaron de sobremanera, por lo que estaba ansioso por ver Anticristo.

Me parece que aunque no tenga claro el significado del filme, Lars Von Trier muestra dominio total sobre técnica y narrativa. La película se desarrolla segura de cada movimiento que hace, cada palabra y toma se desenvuelve con completa seguridad. Esto incomoda al ver al arte desenvolviéndose con tanta naturalidad y la audiencia perdida ante la impactante composición visual del filme.

A continuación spoilers.

Como se ha dicho en tantas partes, el Prólogo es bellísimo. Las imágenes contienen una intensidad parecida a la de Bergman y cada acto se convierte, a través del filtro visual, en un acto de inocencia, que ultimadamente resulta en la caída. Es posible que esta escena sea una reinterpretación del Génesis y por tanto todo acto es inocente, hasta la caída del hijo, que representa un cambio abrupto y nada vuelve a ser igual. El exilio de Edén.

Mas, regresan a Edén a confrontar sus miedos. Y vamos entendiendo tanto a Él como a Ella, descubriendo que no se aman, sino que el la ve como una paciente más y la tortura confrontándola con lógica. Mientras que ella sucumbe al cáos y la irracionalidad del miedo. Descubrimos que lo que más teme es a ella misma y que mucho del daño es infligido por ella misma. ¿La deformidad que le ocasionó a su hijo pudo haber sido la causa de su caída? Inclusive en un recuerdo, que puede ser real o no, se da cuenta de que ella vio al niño caerse y no hizo nada. Y si es así, la automutilacion a la que se sujeta puede ser respuesta al odio que se tiene hacia sí misma. De lo que podríamos deducir que también lo odia a Él y a su hijo, pues también los mutiló.

Y sin embargo, tales acciones podrían prestarse a otras interpretaciones. ¿Qué representa cada uno de los animales, el cuervo, el zorro y el venado? ¿Y The Three Beggars? Hay también un énfasis en la trinidad, El Hijo, El Padre y La Madre; Grief, Pain, Despair; The Three Beggars; Prólogo, historia, Epílogo. Sin embargo, Anticristo no es una guerra contra Jesucristo. Sino una realidad opuesta a los valores de Jesucristo, en el sentido de Nietzsche. Y si es así, Edén es la representación del mal, en el que el bien puede existir pero siempre sera combatido por el mal, que tiene más derecho de existir por ser parte de la naturaleza.

No más spoilers.

Está claro que Anticristo es un filme que tiene muchas cualidades y enfatiza su valor interpretativo, como todo arte. Más que una historia, Lars Von Trier ha creado una experiencia que despierta ciertas emociones que podrían ser más importantes que la narrativa que cuenta. Al final, es una película que admiro y sin embargo, no quisiera que el futuro del cine sea de Lars Von Trier. No obstante, su arte es bien recibido y necesario, en mi caso.

Anuncios