Creciendo con The Cranberries: 7 canciones esenciales

Dolores O’Riordan, vocalista de The Cranberries y recientemente fallecida, ha sido mi cantante favorita desde que la escuché por primera vez. Es la voz que me acompañó a crecer, como niño y adolescente.

Mi tía Gaby (quince años mayor que yo, por lo que ella era adolescente cuando me criaron junto a sus hermanas y hermano) ponía Zombie, Linger y Animal Instinct a mediados y finales de los 90’s. Mi madre también disfrutaba de la banda irlandesa de pop y rock, diciendo que se sentía identificada de alguna manera con la combinación de voz, melodías y letras, muchas veces contrastantes en tono o humor (¿proyección?).

Yo también notaba esa versatilidad. Cada canción expone un caso, idea o sentimiento y ya sea de manera sencilla o dura, resuena con belleza en muchos de nosotros, sus seguidores, porque tendemos a asociarla con una experiencia o estado de ánimo que podemos citar con precisión.

Screenshot_4.jpg

Es por eso que comparto, en ningún orden en particular, 7 canciones esenciales (aparte de las clásicas Zombie y Linger) del periodo de 1993 a 2002. Todas se pueden encontrar en el álbum de compilación Stars lanzado en 2002.

Ode to my family

Del álbum No need to argue, 1994.

Si conoces los instrumentos de rock y la voz agresiva que caracteriza Zombie, la primera canción de esta lista podría ser una sorpresa. Ode to my family es una canción bella por su sencillez. Extrañar a la familia, nada más que eso, merece como tema esta nostálgica y reconfortante melodía.

Unhappiness, where’s when I was young
And we didn’t give a damn
‘Cause we were raised
To see life as a fun and take it if we can

My mother, my mother she’d hold me
Did she hold me, when I was out there
My father, my father, he liked me
Oh he liked me, does anyone care?

Analyse

Del álbum Wake Up and Smell the Coffee, 2001.

Analyse podría ser una contribución débil de la banda, pero está también en el lado “austero” del repertorio y por eso me encanta. No sobre-analizar, fluir y disfrutar los aspectos más simples de la vida es su único mensaje. Algo de lo que requiero recordatorio constantemente.

Close your eyes
Close your eyes
Breathe the air out there
Fantasize, fantasize
We are open 

For you open my eyes
To the beauty I see
We will pray, we will stay 
Together

Time Is Ticking Out

Del álbum Wake Up and Smell the Coffee, 2001.

Cantarle a temas cotidianos puede ser hasta cierto punto cursi. Creo que los fans de The Cranberries apreciamos esa cualidad como balance emocional a la oferta de música pop superficial, o bien a aquella más depresiva y llena de ansiedad de otros géneros – que también escuchamos. Time Is Ticking Out no apela a ninguna emoción en particular ni es una protesta desgarradora como Zombie, simplemente socializa la amenaza del cambio climático, algo que a la fecha muchos en posición de poder increíblemente siguen negando al público.

Looks like we screwed up the ozone layer
I wonder if the politicians care
And time went out, and time went out

What about our children then?
Is there nothing left for them?
We don’t know, we don’t know
For me love is all, for me love is all

Las tres canciones anteriores, sencillas y cotidianas, pueden tener un efecto relajante y de ambientación, pero las siguientes son para muchos de nosotros, golpes directos que sacuden el alma, la mente y el corazón.

Ridiculous Thoughts

Del álbum No need to argue, 1994.

En Ridiculous Thougts, la voz con la que abre Dolores (que no sale en la versión de Stars) y que asociamos con el lado más “druida” de la banda, nos advierte que ésta es una de esas melodías que quieren liberar la angustia y ansiedad de ciertas ideas destructivas. Como Elijah Wood en el vídeo, queremos guiarnos hacia un estado de paz no obstante los taladros insistentes con los que quieren lastimarnos fuerzas externas.

I feel alright and I cried so hard, The ridiculous thoughts, oh. 
I feel alright, alright, alright, alright. 

Twister, oh, I shouldn’t have trusted in you. 
Twister, oh, a na na na. It’s not gonna happen, no. 
You’re not gonna make fun of me, 
Happen now, na na na na. 

Promises

Del álbum Bury the Hatchet, 1999

Promises es una canción definitiva para, por ejemplo, la ruptura amorosa. Es agresiva y llena de nostalgia (tantas cosas que se me ocurren cuando la escucho), porque deja ir al mismo tiempo que reclama permanencia. Estando acostumbrado a la voz pacificadora y celestial que Dolores evoca en otras canciones, Promises me provoca una combinación de actitud “f*ck-it-all” y tristeza, pero de lo cual se puede obtener gracia. El vídeo es oscuro, fantasioso y extrañamente divertido a la vez.

What of all the things that you taught me
What of all the things that you’d say
What of all your prophetic preaching
You’re just throwing it all away

Maybe we should burn the house down
Have ourselves another fight
Leave the cobwebs in the closet
‘Cause tearing them out is just not right

Why can’t you stay
Here awhile
Stay here awhile
Stay with me

Animal Instinct

Del álbum Bury the Hatchet, 1999

Puede ser que Bury the Hatchet sea una buena compilación de temas amorosos y des-amorosos, pues Animal Instinct es otra canción penetrante sobre la familia. Canción y vídeo tienen claramente como tema la maternidad y el amor a los hijos, aunque podemos extrapolarla a muchas más situaciones en las que salen a relucir nuestras emociones más primordiales. Aunque te invada la confusión, el egoísmo, el miedo, una vulnerabilidad mental o de salud… aunque exista una amenaza en conocidos, desconocidos o en quien alguna vez confiaste, no luchar por tu sangre y por quien amas no es una opción.

It is a lovely thing that we have
It is a lovely thing that we
It is a lovely thing, the animal
The animal instinct

So take my hands and come with me
We will change reality
So take my hands and we will pray
They won’t take you away
They will never make me cry, no
They will never make me die

Dreams

Del álbum Everybody Else Is Doing It, So Why Can’t We?, 1993

Si eres un amigo o amiga cercano o por casualidad te lo llegué a comentar, sabrás que Dreams es mi canción favorita de todos los tiempos. Esta canción la reservo para dar un “reset” a mi estado de ánimo y me ha acompañado en tantos momentos importantes, alegres o tristes, que cada vez que leo o escucho de la reacción que produce en otras personas, toda barrera o frontera humana se desvanece. Para mi cuerpo y mi mente es una terapia, pues reacciono a ella sin poder evitarlo. Para mi alma es una inyección de energía y esperanza, recordándome a mi hermano, mis padres, mis amistades. Los sueños son entornos que construimos sin querer o queriendo (si son lúcidos) y algunas personas a veces quisiéramos permanecer en ellos más tiempo del que pasamos en el mundo real. Pero de vez en cuando, si nos permitimos vivir, la realidad ofrece momentos tan bellos que no necesitamos volver a soñar.

And now I tell you openly, you have my heart so don’t hurt me.
You’re what I couldn’t find.
A totally amazing mind, so understanding and so kind;
You’re everything to me.

Oh, my life,
Is changing every day,
In every possible way.

And oh, my dreams,
It’s never quite as it seems,
‘Cause you’re a dream to me,
Dream to me.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s