Gracias a que la carga de trabajo se alivió, puedo continuar este top 10.

5. Centros comerciales

GetAttachment

Como el Westfield, o San Francisco Shopping Center, que por no tener mucha selección en la zona de “Under 200 dollars” no fuimos seducidos al consumismo, pero tanto mercantil como arquitectónicamente es impresionante. El inmenso complejo entra en la lista de los mejores centros comerciales del mundo, y es objeto de mayor contraste cuando, saliendo del edificio, un par de homeless deambulan pidiendo dinero. Otra tienda impactante fue Guitar Center. (Fotografía cortesía de Martín Cortes y Lyzzeth De La Rosa).

4. Catedrales: St. Mary y Grace

SanFco 1794   SanFco 383

Una neogótica y otra modernista, las catedrales juegan un papel importante aun en una ciudad tan liberal como San Francisco. En lo personal, hallé mucho más poderoso el efecto de estos edificios que en la Catedral de Oakland. La catedral de Grace, episcopal, es ecléctica del estilo gótico. Dentro había alguien tocando el órgano, que sumado la altura y la luz reproduce el efecto tétrico de las catedrales francesas medievales con maestría, una de las intenciones del arquitecto Lewis Hobart. Su trademark quizá es el laberinto dibujado en el ingreso de la nave central (a la Chartres) y su cameo en Family Plot, de Alfred Hitchcock. Pero la catedral de Saint Mary of Assumption, católica romana, expresa las cualidades estructurales de sus elementos más enfáticamente que en la otra, principalmente por la participación del genial Pier Luigi Nervi en el diseño, y otra vez quedando demostrado que la ingeniería y la arquitectura no son disciplinas mutuamente excluyentes. Las columnas en el interior parecieran estar lejos de toda forma racional, pero son consecuencias geométricas de los muros y la cubierta. Y eso que estaba cerrada.

3. Museum of Modern Art – Mario Botta

SanFco 1663  SanFco 1645

El MOMA de San Francisco fue diseñado por Mario Botta y retiene varios signos recurrentes en su arquitectura, incluyendo aquellos reminiscentes de Le Corbusier y Louis Kahn como su escala monumental. Y gracias a eso, fotografiar el edificio es un excelente ejercicio de minimalismo. Encaja perfectamente con la naturaleza de muchas obras que ahí se exhiben, incluidas algunas de Kandinsky, muy afín al estilo Bauhaus y con tendencia hacia lo abstracto. Además de lo visual, la vivencia espacial es especialmente fuerte en el puente del último piso, justo bajo el domo.

2. California Academy of Sciences – Renzo Piano

SanFco 692    SanFco 561

Sin duda el más impactante edificio que visité, la obra de Renzo Piano es de hecho una readaptación de la antigua academia, que sufrió severos daños en el terremoto de 1989. La nueva adecuación dispuso también de características sustentables, con sistema de reuso de aguas de lluvia, cubiertas verdes, celdas fotovoltaicas, uso de luz natural en el 90% de los espacios y otras características para beneficio del medio ambiente. Es un edificio coherente entre su función de preservación natural y sus elementos constructivos.  IMAX, reproducción de selva, mariposas, acuario, péndulo de Foucault, cafetería: la academia lo tiene todo. Y lo que es más sorprendente, los jueves en la noche pasa de ser un museo de historia natural a un club nocturno con música y bebidas.

SanFco 632

1. Las calles y barrios de San Francisco

SanFco 1529   SanFco 1904

Así es, las mejores vivencias son las empinadas calles, la bulliciosa Chinatown, chinos, japoneses, sushi caro, la vida nocturna, los homeless en el centro, las preferencias sexuales diferentes, los hippies, casas victorianas, el cameo de Libeskind as sir-not-appearing-in-this-top, pasar por Transamerica Building, el muelle 39… Se puede recorrer toda la ciudad a pie sin mayores inconvenientes. Las banquetas son lo suficientemente anchas, la traza urbana es cuadriculada y escasea el peligro. El recorrido es una sinfonía, con edificios adquiriendo eventual protagonismo a la manera de instrumentos. O como en una suite, las zonas alcanzan diferentes grados de dinamismo. Los transeúntes caminan inadvertidos del efecto que las calles tienen sobre ellos, pero sí saben que la ciudad es un aliado, una sensación difícil de sentir en lugares donde uno tiene que cuidarse la espalda todo el tiempo. San Francisco, por su parte, es una ciudad funcional y bella al extremo.

SanFco 1885

Fotografías (excepto Westfield): Alejandro Ruiz.

Anuncios

Hace una semana regresé de un viaje de estudios a San Francisco. Muchas de las inolvidables vivencias en esta ciudad de amor y libre expresión fueron, afortunadamente, arquitectónicas. Y es que, como bien señaló un profesor, pareciera que las interacciones humanas son también parte de la atracción turística. No obstante, es una ciudad muy avanzada en urbanismo, bioclimatismo y arquitectura moderna, considerada una de las más bellas del mundo y uno de los mejores lugares para vivir. Les presento un enlistado de las 10 mejores vivencias espaciales (no necesariamente edificios)  que tuve, incluyendo lugares de Oakland y San José, que fueron parte del viaje.

 ¡Al extremo!

10. Marin Civic Center y CV Morris Gift Shop (Xanadu Gallery)- Frank Lloyd Wright

SanFco 1247  SanFco 1588

Marin Civic Center fue uno de los últimos encargos de Wright. Su organización espacial es intrigante: una línea recta que se tuerce en una sección rompiendo la aparentemente infinita continuidad. De hecho, el conjunto tiene como unidad un módulo alargado con jardinera y un vacío en las plantas superiores, coronados por un tragaluz en forma de bóveda de cañón rebajada. La ventilación y el recorrido hacia el punto de fuga de la imagen es muy agradable. La Morris Gift Shop (hoy Xanadu Gallery) es completamente hermética, con un gran muro de ladrillo como fachada, recordando al maestro Louis Sullivan. Cruzando el complejo arco del acceso, se aprecia la vista a lo que podríamos llamar un pequeño Museo Guggenheim, con la escalera circular trazada perimetralmente con respecto al centro de la galería. No son las obras más impresionantes, ni son tan extrovertidas como nos gusta ver en la arquitectura de Wright, pero aluden a su etapa experimental más madura.

9. The Tech Museum of Innovation – Ricardo Legorreta

SanFco 1945  SanFco 2030

“Ya llegaron los mexicanos”, se oye decir cuando, doblando en una esquina de San José, aparecen enormes volúmenes anaranjados y recubiertos de azulejos. Por dentro, el Tech alude al mismo purismo formal, pero sólo en arquitectura. Es uno de los sitios más divertidos e interactivos por visitar, con pantalla IMAX, cadenas de ADN hechas con recetarios de cocina y robots que retratan tu rostro en poco tiempo.

8. Cathedral of the Christ of Light, Oakland – Craig W. Hartman

SanFco 134   SanFco 138

La catedral del Cristo de la Luz de Hartman pronuncia un impacto visual en todas sus facetas, y en varias ocasiones tiene impregnada la esencia Mies-esca, aplicada a la arquitectura religiosa. Luz, escala divina, iconografía, mausoleo, vidrio, acero… Literalmente, Dios está en los detalles.

SanFco 141

7. San Francisco – Oakland Bay Bridge y Golden Gate Bridge

SanFco 247   SanFco 1071

Espacios de transición materializados en colosos de metal. Transitar en autobús o caminar a través de estos puentes llega a desorientar la capacidad de detectar escalas si estamos acostumbrados a ver armaduras sólo en edificios. Otra gran ventaja que tienen es la panorámica que ofrecen, pues la gente los ha hecho protagonistas urbanos cuando no cumplen una función principal ni de foco ni de recinto. Ahora me estremece más el poder de Magneto en X-Men United.

6.  Golden Gate Park (y todos sus jardines)

SanFco 846   SanFco 873

Incluyo todas las áreas verdes de esta zona. A lo que voy es que, es incomparable el aire que aquí se respira, es un lugar perfecto para hacer ejercicio, y la escala de los árboles es abrumadora. La gente simplemente vive feliz y satisfecha. Hasta las ardillas son amables y brindan indicaciones en caso de que alguien se pierda, y no le tienen miedo a las cámaras…

 

Descuiden, continuaré el top en los próximos días…

Fotografías: Alex Ruiz  

¡Al extremo!