marzo 2010


Casa VI, Eisenman

Casa VI, Eisenman

La arquitectura como lenguaje, como reflejo, como cambio, como distubio… Los códigos del deconstructivismo (generalizando con este nombre a la arquitectura de la desorientación) buscan despegarse de un discurso del pasado, por el entendimiento de la estructura no como algo deconstruible, sino como algo deconstruido desde el inicio, y por lo tanto carente de una raíz sólida o incluso verdadera. Para Jacques Derrida y Peter Eisenman ésta es una verdad fundamental. Para Daniel Libeskind, que al igual que Eisenman floreció tardíamente como arquitecto constructor, la arquitectura es un lenguaje, pero sin necesidad de explorar símbolos formales reconocibles.

City Center Las Vegas, Libeskind. Cortesía de Urbanity.blogsome

Por ejemplo, fueron más de 18 minutos los que le tomaron a Libeskind para explicar su postura sobre el concepto de ‘arquitectura’. En ese lapso, Libeskind organiza un torneo de antóminos, favoreciendo a la obra riesgosa y caótica sobre la segura. El edificio que es del todo seguro no promueve un cambio o una evoloción y no puede ser memorable.

Impedir que la arquitectura traspase la dimensión sintáctica (forma y estructura) y se contamine de semántica (forma y objeto que representa) y pragmática (forma y el usuario) es un objetivo alquémico de la arquitectura. Para Josep Montaner, el hecho de «deconstrucción» (como Eisenman) ha tenido que distinguirse del que sólo es «abstracción formal» (como Frank Gehry). Es una arquitectura que impacta e influye por sí misma, no por su relación con el contexto y la identidad histórica.

Anuncios

La revista eVolo de Arquitectura reveló recientemente  a los ganadores del 2010 Skyscrapers Competition. Los proyectos seleccionados son verdaderamente visionarios. No sólo los tres primeros, hay mucho que encontrar en los demás proyectos, que ofrecen ideas innovadoras y socialmente conscientes.

Es una gran fortuna poder leer las ideas de gente de todo el mundo; todos pensando en cómo mejorarlo. Y es un gran placer ver proyectos de gente a las que se les ha olvidado o simplemente deciden ignorar a todos aquellos que niegan los sueños y creen que las cosas deben seguir siendo “como siempre han sido”. Es saludable creer que todos los límites son ficticios.

El primer proyecto trata sobre una prisión en el cielo. Cita la falta de reivindicación de los prisioneros una vez liberados, y apunta a las fallas como sistema de reforma de las prisiones actuales. Por lo que propone a la prisión como una ciudad productiva, cuyos bienes generados sean vinculados a la comunidad libre.

El segundo proyecto habla del tratamiento de agua en Indonesia. Mediante tecnología que parte de los principios de la biología, integra el ambiente y la estética para reformar el contexto del río Ciliwung. Combina áreas verdes y sistemas de purificación de agua para crear una experiencia que intriga e invita.

El tercer lugar es un rascacielos que prácticamente vive. Igual que cualquier otro organismo biológico, es afectado por la naturaleza y se adapta a ella mediante la tecnología que ofrece la robótica. Propone técnicas de construcción y estructurismo realmente nuevos y eficientes. Aparte de ser un deleite visual.

Hay muchos más proyectos que valen la pena en la página oficial de eVolo.

Elemental de Alejandro Aravena es una firma reconocida mundialmente por su interés en la vivienda social. Originario de Chile, ha diseñado en su país una serie de proyectos que han probado ser exitosos en aportar espacios dignos de vivienda, y resolver problemas sociales.

La idea de Elemental es plantear a la vivienda social como una inversión, no como un gasto. Es decir, los proyectos de Aravena recaen sobre la idea de autocrecimiento y espontaneidad. Con la ayuda del gobierno, Aravena diseña las partes díficiles: las más esenciales para la vivienda. Pero deja espacio para crecimiento, por lo que la vivienda aumenta de precio conforme vaya pasando el tiempo. Esto permite al gobierno en convertir a la vivienda social en una inversión lucrativa e igualmente beneficiosa para el usuario de pocos recursos.

El gobierno de México pidió a Elemental el diseño de una serie de viviendas para familias de pocos recursos en Santa Catarina, en el estado de Nuevo León. El proyecto ha sido reconocido por los Brit Insurance Design Architecture Awards. En éste, Aravena habla de una inversión inicial de 20,000 dólares por vivienda, el doble que en Chile. Pero al mismo tiempo soluciona problemas regionales y aumenta la cálidad de construcción; también fundamentado por la economía de Santa Catarina.

He aquí algunas fotos del proyecto y más informacion en Plataforma.