Ayer Jueves 18 el ex-Beatle cumplió 67 años. Según wikipedia, McCartney posee el record por haber producido canciones que han alcanzado el lugar número uno como solista, duo, trío, cuarteto y quinteto. Es señalado como el artista más exitoso de la historia y uno de los grandes más activistas a favor de los derechos de los animales. Próximamente se estrenará el videojuego de Rockband versión de los Beatles así alcanzando un nuevo mercado.

mccartney peta

De su inagotable talento musical no hay mucho que decir, sólo basta explorar la inmensa cantidad de canciones que ha compuesto para comprobarlo. Su última entrega musical ha sido Electric Arguments, que compusó en 13 días. Ese hecho se vuelve evidente al escuchar la espontaneidad y energía desbordada que tiene su trabajo. McCartney narra la grabación del disco como un ejercicio creativo, la letra de las canciones, así como la melodía, casi improvisada y un rango vocal también sorpresivo.

También quiero señalar Driving Rain, un álbum que hace poco descubrí y que me sorprendió. Entre las muchas canciones que tiene, Heather fue la que más me llamó la atención. Cabe mecnionar que fue nombrada en honor a su hija, no a su esposa, y que aunque es una melodía muy simple, es increíblemente efectiva.

Anuncios

Un dieciocho de junio hace sesenta y seis años nace Paul McCartney, el ex-Beatle y el artista más adinerado del mundo y con razón, no ha dejado de trabajar en más de cuarenta años. Su último disco, Memory Almost Full demuestra que el artista todavía mantiene ese talento para escribir grandes canciones, el tema de Vintage Clothes es excelente y hay otros muy buenos.

Para festejar su cumpleaños haré una lista de mis diez canciones favoritas en su periodo post-Beatles, lo cual será casi imposible y un poco doloroso porque dejaré a muchas favoritas fueras de la lista, pero eso es lo divertido de los Top 10!

10. Monkberry Moon Delight

Una de mis favoritas por el absurdismo de su letra, pero lo que la hace mejor que otras (por ejemplo: Smile Aaway) es la excelente vocalización de McCartney. Por alguna razón una canción de comida resulta aterradora… eso es lo mejor!

9. Calico Skies

Este tema es un poema muy bello y sigue la simplicidad acústica que tanto aprecio de McCartney (Mother Nature’s Son, Blackbird). La voz del músico muestra sinceridad a lo largo de la canción, lo que hace que sea una excelente pieza.


8. Live and Let Die

Para mi, el mejor tema de todos los de Bond, lentamente se acerca al clímax instrumental en que McCartney demuestra que puede desgarrar su garganta y seguir; Live and Let Die tiene una gran variedad de matices lo que la hacen merecedora de este top10.

7. Jet

Jet era el perro de McCartney y se le ocurrió hacer esta canción que tiene poco sentido pero que es bastante divertida y muestra la increible habilidad de Paul para crear “catchy songs”.

6. Maybe I’m Amazed

Una canción que parece gritarle a Linda, simplemente una gran canción de amor.

5. Mull of Kintyre

¿Qué músico se atreve a incluir gaitas en una canción popular? Pues McCartney lo hizo y el resultado fue un gran tema de belleza mística, que incrementa su complejidad conforme progresa.

4. Uncle Albert/Admiral Halsey

Una de esas canciones que no tiene mucho sentido, clásicas de McCartney, la tendencia hacia un cierto ultraísmo de hacer música por hacer música.

3. Let Em In

Es una gran canción, muy sencilla pero muy efectiva en su arreglo. El mensaje de la canción se presta para muchas interpretaciones, ¿a quién dejamos entrar?


2. Band on the Run

Otra de las canciones largas de McCartney que se convirtió en el himno de la era de los Wings y que sigue un mantra que recuerda al de Hey Jude, sin duda uno de los grandes clásicos del músico.


1. Jenny Wren

Otra de guitarra acústica, y en mi opinión con la composición mas armónica de todas sus canciones. La música de esta pieza me parece simplemente fantástica por alguna razón. Podría no tener letra y todavía decir tanto…

El 30 de Mayo, hace cuarenta años el cuarteto de Liverpool se reunió en el estudio de Abbey Road para iniciar la grabación de su álbum The White Album, el nombre más oficial es The Beatles, y originalmente se llamaría A Doll’s House. El color de la portada es, obviamente, lo que originó el popular nombre del disco. Por generaciones y generaciones, este enigmático estilo sería causa de tributos y parodias por sinfin de músicos.

The White Album, en su minimalista portada esconde una, sino la más grande exposición de diversidad musical en un sólo disco. Probablemente ni una biblioteca de Winamp ofrece avant-garde y y una pieza de lo más victoriana en un lapso de minutos. De la primera, Revolution 9, se desprende la controversial muerte de McCartney y una audiencia polarizada ante la enigmática canción sin saber cómo reaccionar.

Y aunque el 30 de Mayo no es su cumpleaños, sino su fecha de concepción, quedaría apropiado dedicarle Birthday, una de las canciones del álbum.

Entre el gran repertorio de The Beatles se encuentran un sinfín de canciones que nadie nunca ha escuchado. Probablemente no muchos hayan oído siquiera hablar de What’s New Mary Jane o Teddy Boy, y francamente, de la primera no se pierden mucho: probablemente la única canción que el cuarteto debió haber guardado en los más recónditos de los lugares.

Pero hay esas canciones que nadie ha escuchado, o que muy pocos lo han hecho, y que merecen más atención por su excelente calidad. He aquí mi lista de las cinco:

5. Helter Skelter: Muchas veces citada como la primer canción del heavy metal, y algunas veces discutido este punto; no hay duda de la calidad de esta pieza. Y muy posiblemente el título suene para algunos como un simple juego infantil ó el asesinato a sangre fría de Charles Manson y curiosamente ambas interpretaciones estarían correctas. El título se refiere a un juego británico, y también se refiere al texto que escribió Manson en una escena de asesinato, según él, inspirada por la canción. Gracias a esto, la canción no ha tenido gran propagación y los gritos que le arrancan la garganta a McCartney en esta canción han quedado olvidados.

4. Norwegian Wood: Una canción muy simple realmente, más que nada un poema; un juego de palabras y la simplicidad del relato autodiegético. Las imagenes y el sitar con ese ritmo tan peculiar. Y la ironía de ser utilizado cuando ese mismo era el propósito del yo lírico.

3. While My Guitar Gently Weeps (Anthology 3): Mientras que la versión que fue grabada en The White Album tenía el acompañamiento de Clapton y verdaderamente hacia a la guitarra llorar, lo cierto es que la versión acústica de Harrison solo es mucho más bella. Inclusive la estrofa que le faltó a la versión final le agrega tanto significado. En tema, esta pieza acompaña a I Me Mine, acerca de la pasión egoísta del artista.

2. Dear Prudence: Otra de las canciones no tan populares que nadie menciona cuando habla de Yesterday, Let it Be, Hey Jude. Y sin embargo, está a la altura de estas canciones con la melodía tan fácil de recordar y una letra llena de vida.

1. Hey Bulldog: Recluída al álbum Yellow Submarine, goza del anonimato del que gozan todas las canciones de este álbum (con la excepción de la canción del título). Es una pieza que tiene brillantes improvisaciones, estructura perfecta, letra llena de energía y una guitarra que la encapsula y la traduce en un magnífica interpretación.

Hojeaba (u ojeaba) la edición del Frontera de hoy y llego a la sección de reseñas de las películas. Estas reseñas tienen la costumbre de aparecer con una breve sinopsis, un veredicto expresado en número de estrellas y ninguna razón para tal juicio. En fin, he notado que el último filme de Tim Burton tiene tan sólo tres estrellas, mientras que la pelicula de Alvin y las Ardillas tiene cuatro, y a menos que su modo de calificar no siga a la lógica, me está diciendo que Alvin es mejor que Sweeney. American Gangster también tiene tres estrellas, y también estoy en desacuerdo, pero a lo que voy es al tema de los musicales.

Es fútil argumentar contra una mera calificación sin sustento, por lo que no lo haré. Mas este evento me ha recordado al otro musical que vi recientemente: Across the Universe. Dicha película estuvo en cartelera una sola semana en Tijuana, y sólo en algunos cines de la ciudad, con horarios muy escasos e inclusive la cambiaron de horario a última hora. Y claro, esto nos muestra que a casi nadie le importan los musicales en esta ciudad. Cuando vi Across apenas había unas 20 personas en la sala y al menos un 90% estaban ahí por la música de los Beatles, hubiese sido esta película de cualquier otro tema, por más buena que sea hubiera pasado inadvertida.

Y Sweeney Todd, aunado al hecho de que su clasificación es C y todas las adolescentes que se desmayan por Johnny Depp se quedan sin verla, es otro musical con un título en forma de nombre personal: mala estrategia publicitaria. Afortunadamente, a Tim Burton le importa poco el éxito comercial y no cambió el título de la puesta original de Broadway. Y así fue, hubo 10 personas o menos en la sala donde vimos la película.

Ambas películas son excepcionales, pero muy diferentes. Aunque musicales, el estilo de Across es una alternación entre canción y diálogo. Y a diferencia de Sweeney Todd, la música no constituye el diálogo. Aparte las historias no podrían ser más diferentes, aunque las dos toquen de cierta forma el tema de la obsesión: con la venganza y con la protesta, la primera es una historia de un amor puro y la segunda de un odio y obsesión con toques de humor muy obscuro y, literalmente, una carnicería visual.

Ultimadamente, me parece que las dos películas están marginadas a los fans; Across para la Beatlemania y Sweeney a los seguidores de Depp y Burton. Para nadie más.

“Send my love to the aliens”, “envíenle mi amor a los aliens”, le dijo Paul McCartney a la agencia espacial, NASA.

Después de la película de Taymor, surge otro gran homenaje a la canción de los Beatles, escrita principalmente por John Lennon. La NASA transmitió “Across the universe” a través del universo, durante la tarde del presente día, 4 de Febrero; la primera canción por radio transmitida al espacio. Llegará a su destino, la estrella más brillante de la constelación Osa Menor, Polaris, del norte, en aproximadamente 430 años, viajando a 186,000 millas por segundo. El evento, en este caso, es la conmemoración de varios aniversarios, entre ellos el 50 aniversario de la misma agencia y el 40 de la canción. Para Yoko Ono, así como para muchos de nosotros, implica un nuevo comienzo, una era de comunicación interplanetaria. Que los aliens gusten de los Beatles. Nothing is gonna change my world.

En efecto, no puedo pensar en otra canción más apropiada para ser la primera que viaje a través del universo, y no únicamente por el honor al título. La letra de la canción, como el cosmos mismo, es una composición de varias frases, mantras y conceptos, unos místicos y otros aparentemente aleatorios, que consigue ser única y poética por su extrañeza. Las frases surgen, desaparecen y se repiten con un ritmo formal misterioso. La canción puede seguir y seguir… el final es poco predecible, de no ser por las últimas repeticiones. Jai guru deva…

Imagina un viaje espacial por tantos años, acompañado únicamente de la cósmica música y abstracta lírica de “Across the universe”. Me recuerda a las últimas escenas de “2001”.